Ene 262015
Comments
off

¿PORQUÉ TENGO DIEZ VIGILANTES DE SEGURIDAD EN MI HOSPITAL?

 

vigilante-hospital-1Cuenta una vieja fábula, que en época de Genghis Khan, durante la expansión del reino mongol, un soldado chino que protegía el acceso de un castillo, no observó la orden de abandonar el mismo, dado que la presencia de los hombres de Khan era inminente.

Los amos del castillo, evacuaron sus bienes, dejando absolutamente vacío el mismo.

Parece ser que este soldado, se encontraba en el momento de la evacuación algo distraído con una dama y pasados unos días, meses y años, Khan y sus hombres, no tuvieron a bien pasar por esos dominios.

Con el castillo vacío, sin gente a la que proteger, aquél guerrero en ausencia de jefes, decidió mantener la guardia protegiendo el acceso principal al castillo.

Con el paso del tiempo, el frío, las lluvias, las nieves y los vientos, el castillo quedó en ruinas; no obstante, aquél soldado, mantuvo su posición aún no existiendo más que algunas piedras.

Pasó por esos lares años más tarde un capitán, jefe de guarnición china y se detuvo ante aquél soldado ya anciano y le preguntó qué hacía allí, explicándole éste el porqué.

El capitán, decidió mantener la posición de aquél soldado, no fuera a ser que contraviniese la orden de algún general.

Dicho esto, vemos en nuestros días, que algunos clientes han mantenido las medidas de seguridad que alguien aconsejó históricamente o decidió sin motivación técnica alguna, invocando al “sentido común”.

No es de extrañar por tanto, que veamos algunos servicios sobredimensionados, basados en su día en el hombre y no teniendo en cuenta la revolución tecnológica y la convergencia de la seguridad que permite en nuestros días conjugar de manera inteligentemente al hombre y a la máquina.

Un vigilante de seguridad altamente especializado acompañado de la tecnología necesaria para el buen ejercicio de su trabajo, permite a los clientes disfrutar de altas cotas de seguridad sostenible.

Sin embargo, máxime en tiempos de crisis, el Cliente se pregunta en no pocas ocasiones, sobre el “retorno de la inversión en materia de seguridad” y le corresponde al departamento de seguridad o responsable de seguridad, motivar el número de vigilantes de seguridad, el número de horas de servicio, las franjas diarias, horarias, el número de cámaras necesarias, en definitiva, los recursos humanos, tecnológicos y en algunos espacios animales, que necesitan para conseguir niveles de protección y seguridad aceptables.

vigilante-hospital-2Un director de seguridad de un célebre hospital de referencia en la ciudad de Madrid, me decía hace algunos días…: ¿Casi, porque tengo 10 vigilantes de seguridad?

Le contesté a nuestro cliente, que era necesario motivar el porqué de las cosas, en virtud de un estudio centrado precisamente en buscar poder objetivar las medidas de seguridad que requiere el hospital, adaptándolas a los riesgos latentes e inminentes, y a la probabilidad de que se materialicen daños leves, graves o muy graves.

“Estudios macro, análisis de los riesgos en la zona de influencia, lectura de la tasa de criminalidad, análisis quirúrgico de la victimología en el hospital desde los inicios de su actividad, estudio pormenorizado de las zonas vitales, restringidas, protegidas y prohibidas, la actividad que en ella tiene lugar y nuevamente las amenazas y riesgos locales a los que se ven sometidas, nos permitirán poder dar contestación fundada a la pregunta del director de seguridad”.

vigilante-hospital-3

Finalmente, huelga decir que el perfil del consultor, debe incorporar a su formación, conocimiento y “expertise”, información relativa a la seguridad hospitalaria para motivar así, la capacidad intelectual del estudio no tan sólo ante el departamento de seguridad del hospital, sino también ante la gerencia económico-financiera, pues en estos momentos donde se hace necesario disponer de médicos y enfermer@s, es importante obrar de forma proporcional en el diseño y contratación de las medidas de seguridad ordinarias en centros de salud.

Perfil del Consultor del Grupo Sabico especializado en seguridad hospitalaria

 

  • Respecto del trato con el Cliente: Nuestros consultores, buscan la exquisitez en el trato, la cercanía, transparencia y capilaridad, con el fin de generar confianza al departamento de seguridad o personas que designen. Esta confianza, nos permite buscar y encontrar la información que necesitamos para realizar los análisis y estudios preceptivos.
  • Diagnosis: Especialmente cuando hablamos de la diagnosis de problemas, nos encontramos que cuando disponemos de un gran volumen de datos que nos ayudan a comprender sus causas, somos altamente eficientes en el ejercicio de búsqueda de soluciones proporcionales, rentables y practicables.
  • Propuesta de Soluciones eficaces: En la mayoría de las ocasiones, el sentido común citado “Ut Supra”, es la piedra pilar sobre la cual se asientan las propuestas de soluciones que sean factibles de aplicar, bajo criterios de economía, de facilidad de implantación, de escaso rechazo, etc. No siempre las soluciones requieren de inversión; en ocasiones, lo son procedimentales, pudiendo representar cambios en la forma de operar, lo cual, es bueno.

En otros casos, las soluciones, representarán inversiones inteligentes, las cuales, deberían incorporarse a un Plan de Inversiones en materia de seguridad, 2015-2020.

  • Pericia, capacidad y visión futura: El consultor, es un especialista en un área muy determinada; es decir: “tiene el conocimiento de una materia con la profundidad de un océano y la extensión de un mar”. Nuestros consultores, se forman por convicción y obligación permanentemente, acumulando así información y conocimientos, los cuales, le hacen más sólido a la hora de brindar sus consejos. Esta formación les permite ser muy competitivos, y disponer de una mejor visión futura de los problemas.
  • La Comunicación: Nuestros consultores, evitan en todo caso, hacer uso de un lenguaje excesivamente técnico esperando hacerse entender. Escuchan con atención y proactivamente se comunican con el Cliente para abundar en la obtención de información, proponer ideas y soluciones.
  • Humildad: Muchos consultores, vestidos con el halo de la sabiduría, se endiosan, enrocándose en visiones o planteamientos unívocos. Tenemos vocación de aprender y enseñar y nunca olvidamos nuestro rol, no siendo otro que el del colaborador externo, cercano, natural, cuya misión es aconsejar al Cliente en virtud de sus capacidades, conocimiento y experiencia.
 

entrenar-mi-sentido-comun“Ese precioso y necesario don del sentido común, que es el menos común de los sentidos”.

 

Ramón Gómez de la Serna (1891-1963) Escritor español. Autor de Greguerías.

 


Entrada publicada por Raúl Barba Vera, Dpto. IT, el 26/01/2015 a las 08:21


Los comentarios están cerrados.

  • SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETIN

  • Responsabilidad Social Corporativa

    Responsabilidad Social Corporativa
  • Calidad garantizada

    Calidad- Sistema de Gestión Integrada
  • El Grupo Sabico hoy

    El Grupo Sabico es una corporación empresarial que desarrolla su actividad en el sector de la seguridad desde 1989. [+]
Copyright ©2020. Grupo Sabico. | Inscrita en el registro de empresas de seguridad con el nº 1731 | Avisos legales y políticas | Login | Web diseñada y alojada en SABICO