Nov 242014
Comments
off

PEQUEÑO NICOLAS

nicolasNo recuerdo bien, qué hacía yo, allá por los 90, cuando apenas tenía 20 años…

Vestía uniforme azul de nuestro Ejército del Aire en aquella maravillosa Escuela de Sub Oficiales en la siempre cálida a pesar del frío helador, León.

Ayer, aburrido en casa, apreté el botón del mando y allí estaba, el “Pequeño Nicolás”, hablando sobre su experiencia en nuestros Servicios Secretos.

El CNI, los Servicios de Inteligencia occidentales en general, se han popularizado en nuestros tiempos. Con toda seguridad, aquellos agentes provenientes del SECED y CESID, han visto su jubilación y muchos de ellos, se encuentran disfrutando de un merecido descanso, en algunos casos, como ganaderos, apicultores, asesores de seguridad o simplemente cuidando nietos.

Buena parte de los agentes del CNI, lo son universitarios, por lo que se les presuponen unas capacidades técnico-profesionales e  instrumentales y habilidades sociales, que les permiten extender las Redes de Colaboradores allende nuestras fronteras.

Es obligación del CNI, buscar en las universidades, jóvenes que en un horizonte de 5 a 6 años, puedan ser de utilidad para minimizar riesgos que afecten a la Seguridad Nacional.

Habitualmente, el CNI promueve o asiste de manera pública, a Jornadas Académicas, donde estudiantes de periodismo aprenden sobre aspectos relativos a Defensa y Seguridad.

Esos alumnos, terminadas sus carreras universitarias, se emplearán como reporteros en países como Marruecos, Túnez, Siria, Colombia, México, Venezuela etc. y sin lugar a dudas, toda información fresca venida de la mano de su experiencia en el terreno, será bien recibida por nuestros servicios de inteligencia.

Periodistas, Economistas, Juristas, estudiantes de Turismo, de Relaciones Internacionales, etc., son objetivo, de todos los servicios de inteligencia del mundo.

Sucede que el Colaborador, especialmente si se trata de jóvenes de 20 años, puede envolverse y quedarse atrapado del halo de misterio de esa profesión.

bondEs muy fácil rápidamente subirse mentalmente a un Aston Martin, beber Martini agitado no mezclado, y observar como bellas señoritas giran sin ropa dentro de una copa de champagne.

Hay que entender que es fácil que un muchacho como Francisco Nicolás, se haya podido incrustar en las bases de un partido político, simplemente por la creación del hábito de verlo.

Respecto de acceder a las instalaciones del CNI, es público también que cualquier ciudadano puede, por lo menos, una vez estacionado su vehículo en el exterior, fuera de la zona restringida, recorrer unos pasos hasta la Calle Argentona, argentonadetenerse ante el miembro de la unidad de seguridad del Centro, motivar que desea dejar una propuesta o información y acceder a las instalaciones (lógicamente, aunque el “pequeño Nicolás, en su entrevista celebrada el día de ayer, proporcionase algunos datos relativos a los controles interiores e instalaciones,  evitaré enunciarlos, al ser constitutivos de delito, como así se recoge en la Ley que regula la actividad del CNI, aunque podemos conocer datos de la misma, sorpresivamente a través de recursos abiertos como Google Street View).

Dicho lo anterior, por tanto, “pequeño Nicolás”, ha podido tener algún tipo de encuentro con agentes del CNI, los cuales, como decía anteriormente, tienen la obligación de promover contactos a futuro, invitándoles no tanto a colaborar, sino a contactar si lo estiman conveniente, cuando dispongan de informaciones que pudieren ser de utilidad.

Creo firmemente, que nuestro CNI, es una institución moderna, eficaz y práctica, especialmente desde la llegada del General Félix  Sanz y la asunción del mando por la Vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Sáenz de Santamaría y también creo, que muchos jóvenes universitarios que han sido contactados de forma natural por “La Casa”, lo han bien entendido como un encuentro amistoso de un representante de aquella Institución que busca conocer a personas que algún día trabajarán en Grandes Compañías u ostentarán puestos relevantes en el mundo de la política, de las finanzas…, para estar mejor informado y con ello, poder ofrecer mejores análisis al Presidente del Gobierno, de quienes dependen.

“Pequeño Nicolás”, tiene un breve recorrido defendiendo su historia y quizás no tan corto en el espectro televisivo, pues hay que reconocerle ¡lo bien que habla el muchacho!


Entrada publicada por Sabico Seguridad, , el 24/11/2014 a las 08:00


Los comentarios están cerrados.

  • SUSCRIBIRSE A NUESTRO BOLETIN

  • Responsabilidad Social Corporativa

    Responsabilidad Social Corporativa
  • Calidad garantizada

    Calidad- Sistema de Gestión Integrada
  • El Grupo Sabico hoy

    El Grupo Sabico es una corporación empresarial que desarrolla su actividad en el sector de la seguridad desde 1989. [+]